top of page
  • Pizzini Argentina

LO IMPORTANTE NO ES LO QUE SE ENSEÑA, SINO CÓMO ENSEÑAR

La motivación es muy importante para el desarrollo académico de cualquier estudiante, pero esto, aunque hoy pueda sonar algo obvio, lo cierto es que no fue algo que importara mucho en generaciones pasadas. De hecho, la forma tradicional de enseñanza basada en las clases teóricas y en las evaluaciones hace mucho que se sabe errónea, pues puede llegar a puntuar mal a estudiantes que realmente son prometedores, acabando con sus anhelos de aprendizaje o con sus pasiones.


La historia nos brinda importantes ejemplos de esto, y de la importancia de revisar los métodos y de innovar, por lo que vamos a verlos a continuación.


Albert Einstein, el eterno mal estudiante

Dicen que Albert Einstein, uno de los científicos más importantes de todos los tiempos, no sacaba buenas notas cuando estudiaba en el instituto, algo por lo que llegarían a decirle que no conseguiría nunca nada en la vida. ¿A que esto suena increíble sabiendo lo que hoy sabemos sobre su figura?


Bien es cierto que el instituto al que Einstein acudió era muy estricto, siendo una tónica habitual en aquella época, o que eran centros educativos que no creían aún tanto en la importancia de la buena didáctica, como sucede hoy, por lo que debía ser muy difícil que los estudiantes alcanzasen algún tipo de motivación.


Nota completa: https://blog.bosquedefantasias.com/noticias/lo-importante-no-es-lo-que-se-ensena-sino-como-ensenar



3 visualizaciones0 comentarios
bottom of page