top of page

DISCIPLINA POSITIVA: ¿Qué es?

Los problemas de conducta en niños, formas de educar y distintos estilos de crianza suelen ser temáticas recurrentes en la actualidad. La manera que tenemos de educar influye directamente en el desarrollo psicológico y emocional de nuestros hijos o niños que tenemos alrededor. Y es que, su bienestar, autoestima y la manera que tienen de vincularse, se construye a base de la educación, amor, límites y apoyo. Por eso, aquí haremos un breve recorrido por la disciplina positiva.



Educación y emociones: Más de lo que parece

La educación, a nivel mundial, se ha caracterizado por destacar la cognición sobre la emoción, limitando así la expresión de emociones y sentimientos. Lo cierto, es que se consideraba que las emociones y pasiones eran instintivas en el ser humano. Y, debido a esto, la educación tradicional ha priorizado el conocimiento de estas.


Sin embargo, en la década de los 90, diversos autores como Goleman, Salovey y Mayer, iniciaron una crítica pública a nivel internacional ante dicha metodología, haciendo hincapié en la escasa importancia que se le da al aspecto emocional del alumno y de las personas, en general.


Es por ello que, en los últimos años, el sector educativo está intentando brindar relevancia y oportunidad a la enseñanza-aprendizaje, en conjunto con el desarrollo de competencias emocionales.


A partir de esto, crece la demanda de poseer estrategias que optimicen la calidad y convivencia educativa de los alumnos, relacionando el aspecto académico y emocional.

Por lo cual, la disciplina positiva aparece como un gran recurso para el fortalecimiento de la gestión emocional (Santa Cruz y D’Angelo, 2020).


Si te interesa conocer por qué son importantes las emociones durante la infancia continua leyendo esta nota



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page